La Anorexia Nerviosa

“Anorexia” quiere decir “falta de apetito”. Se diagnostica anorexia nerviosa si normalmente se tienen los siguientes síntomas:

  • Rechazo a tener un peso corporal igual o superior del valor mínimo establecido.
  • Miedo intenso a ganar peso o convertirse en una persona obesa. Distorsión de la figura corporal.
  • Negación del peligro que supone un bajo peso.

La Anorexia Nerviosa se divide en dos tipos:

  • Anorexia nerviosa restrictiva: La persona que padece dicha patología cuenta las calorías de los alimentos limitando la ingesta de éstos. No recurre a atracones o a purgas.
  • Anorexia Nerviosa Purgativa: Recurre a atracones y purgas.

La malnutrición lleva a un aumento de actividad física y ésta disminuye el apetito.

El problema principal es la percepción que tienen de sí mism@s. A medida que pasa el tiempo se reduce la cantidad de ingestas y toda persona de su entorno que se meta en el tema de la comida les “molesta”.

La malnutrición hace que neurotransmisores no funcionen como deberían y produce depresión, aislamiento social, baja autoestima, frustración e irritabilidad, llegando incluso a tener pensamientos suicidas, pero saben que tienen el control en la alimentación, teniendolo como absoluto.

La muerte está en la cabeza de los pacientes, la temen pero a veces la desean.

La mayoría de los caso ocurren en personas perfeccionistas, con un alto nivel de exigencia, inteligentes y responsables.