LECHE ENTERA O DESNATADA

En blog | el 15/02/2019

La leche es un alimento que en los últimos años ha estado en boca de muchos. En el blog de hoy nos centraremos en qué leche es mejor para nuestra salud, ¿la entera o la desnatada? Lo resolveremos aquí.


Primero que todo, hay que dejar claro que la leche NO es un alimento IMPRESCINDIBLE, ya que podemos cubrir nuestras necesidades de calcio con otros alimentos como los frutos secos (almendras) y las legumbres. Si te sienta mal o no te gusta la leche, puedes vivir perfectamente sin ella.

Ahora bien, si eres de lo que te gusta tomar 1-2 vasos de leche, vamos a explicar cuál es más completa y nutritiva.

- LECHE ENTERA Y SEMI: Es un producto completo nutritivamente, con grasas y proteínas de alta calidad. La entera y semi son mucho más sacientes (ya que mantiene las grasas de la leche) que la leche desnatada, por lo que puede ser una buena ayuda para el control de peso. La leche entera y semi, al tener las grasas de la leche, cuenta también con mayor contenido en vitaminas liposolubles, como la vitamina A y D. Otra ventaja de contar con estas vitaminas grasas, es que la absorción de calcio en el hueso es mucho mayor. Y si te preocupa que la grasa de la leche es perjudicial para la salud, ya ha quedado demostrado que las grasas saturadas propias de la leche no afectan a nuestra salud cardiovascular ni a nuestro peso. Por lo tanto, leche entera y semi, mucho más completa que la desnatada
.

- LECHE DESNATADA: Menos calorías, menos grasas, menos saciente, menos sabrosa, menos vitaminas… Estás pagando por un producto muy poco nutritivo. Si piensas que este producto es más saludable por llevar menos calorías y grasas, estás equivocado
.

- LECHES ENRIQUECIDAS EN VITAMINAS, OMEGA 3, FIBRA: No es necesario tomar este tipo de leches si tenemos una alimentación saludable. Si quieres aumentar tu ración de fibra, puedes comer más cereales integrales, frutas y verduras; y si quieres aumentar omega 3, come pescado azul, nueces y semillas de lino machacadas. Por tanto, no gastes más dinero por este tipo de leche que nutricionalmente son de peor calidad (mucho azúcar) que la leche tradicional.


Desde hace años se ha culpado de todos los problemas de la salud a las grasas, y ha habido un “boom” de productos desnatados y “light”. Hoy en día cada vez estamos siendo más conscientes de que el verdadero problema no son las grasas presentes de forma natural en el alimento, sino aquellas grasas refinadas que se agregan a los ultraprocesados, y también, de los azúcares añadidos . Por eso, las leches enriquecidas con calcio, fibra, omega 3, etc. mejor evitar!!

Espero que en este blog se haya podido desmentir mucho mitos presentes en este alimento.

 

AUTOR: LINCOLN G. GONZÁLEZ GONZÁLEZ, DIETISTA-NUTRICIONISTA