CONSEJOS PARA HACER UN HELADO SALUDABLE

En blog | el 02/09/2019

El verano está a punto de acabar, pero los helados siempre son bienvenidos, y más si son caseros y saludables. Hoy daremos algunos consejos sobre cómo hacer un helado saludable, así como una receta para que podáis hacer en casa.

NUEVE IDEAS PARA CONSEGUIR UN HELADO SANO Y DELICIOSO

  1. Un yogur natural es la base perfecta para nuestro helado. Incluso se puede hacer un helado de yogur natural entero cremoso, como el griego. ¿Cómo? Pues muy sencillo. Solo habría que batir bien el yogur para que quede cremoso, añadir un poco de esencia de vainilla, ralladura de limón y alguna especia como la canela. Lo congelamos unas tres horas, pero siempre intentándolo batir o mover con un tenedor cada 30 minutos, para que así consiga una mejor textura final. Ya tendríamos nuestro helado de yogur natural, al cual le puede añadir alguna fruta cortada como las fresas o plátano, dándole un sabor dulce.
  2. Si ya sabemos hacer el helado de yogur, podemos hacer helado de cualquier fruta que nos guste usando la misma técnica de arriba, únicamente habría que añadir la fruta congelada. Por ejemplo: batimos yogur natural griego más fresas congeladas y ponemos a congelar. Ya tendríamos nuestro helado de fresa sano.
  3. Otro ingrediente estrella es el plátano. Esta fruta la tenemos disponible todo el año (y más en Canarias) así que debemos de aprovecharla. En verano y en épocas de calor los plátanos maduran enseguida, ¡pero nada de tirar la comida! Podemos aprovechar ese plátano maduro para pelarlo, cortarlo en trocitos y congelarlo en bolsitas individuales. Y cuando nos apetezca un helado, solo nos bastaría con triturar el plátano maduro congelado y añadir un poco de crema de cacahuetes, consiguiendo así una textura más rica.
  4. Si eres más de sorbetes, aquí tienes una idea que seguro te encantará. Únicamente con congelar una sandía cortada en cubitos y triturarla directamente, obtenemos un sorbete refrescante y saludable.
  5. Como ya dijimos anteriormente con la crema de cacahuete, la grasa da una mejor textura al helado. Las grasas en los helados comerciales no suele ser la más indicada para consumir todos los días, por lo que podemos sustituirla en casa por una grasas cardiosaludable como es el caso de cremas de frutos secos (cacahuetes, almendras, tahini…). También podemos jugar con el aguacate. Estas opciones también resultan muy interesantes para aquellas personas intolerantes a la lactosa o alérgicas a la proteína de la leche, o también para personas vegetarianas.
  6. Otra opción sería usar bebidas vegetales, pero siempre fijándonos en el etiquetado nutricional para saber que esa bebida no contiene un alto contenido en azúcares añadidos.
  7. También podemos conseguir un helado proteico y sano sin necesidad de preparados de proteínas en polvo. Ya el helado que hablamos al principio de yogur natural es un helado proteico, ya que la proteína del lactosuero es de muy buena calidad. Si queremos un producto con mayor contenido proteico, podemos usar el queso fresco batido desnatado y el requesón.
  8. El otro producto indicado para aumentar el contenido proteico y también dar una excelente textura cremosa serían las claras de huevo (mejor si son pasteurizadas). Para ello, solo basta con batirlas hasta montarlas casi a punto de nieve para incorporarlas a la base de nuestro helado.
  9. Y, por último, contamos con polos saludables. Lo único que necesitaríamos aquí serían moldes de polos reutilizables. Se puede congelar fruta triturada tal cual, combinada con leche o bebidas vegetales, yogur o queso desnatado. Saldrán polos muy vistosos si alternamos capas de diferentes frutas.

 

Ya has visto todas las formas que hay para hacer helados saludables, divertidos y deliciosos. Ahora les dejamos una receta de un helado proteico de plátano, pero, ustedes pueden hacer los cambios que deseen para ajustarlo a sus gustos.

 

 

HELADO DE PLÁTANO PROTEICO

Ingredientes:

  • 2 plátanos.
  • 2 claras de huevo pasteurizadas.
  • 5 cucharadas de yogurt griego natural.
  • 1 chorrito de limón.
  • 1 cucharada de crema de cacahuetes.

 

Preparación:

  1. Batimos los plátanos maduros congelados en una batidora.
  2. Montamos las claras de huevo pasteurizadas hasta casi a punto de nieve.
  3. Añadimos el yogur y la crema de cacahuetes y batimos.
  4. Servir y añadir por encima frutos del bosque, un poco más de crema de avellana o cacahuete, frutos secos, chips de cacao 85%. Lo que quieras.

 

A lo mejor estos consejos habrían estado mejor antes del verano, pero mejor tarde que nunca. Si este verano hemos comido más de la cuenta helados, no pasa nada, estamos a tiempo de cambiar ese hábito por otro mejor, y para eso ya tenemos estos ejemplos. Esto no quiere decir que nunca más vayas a comer los otros helados ultraprocesados y comerciales, pero sí que se debería disminuir su consumo, ya que conllevan grandes cantidades de ingredientes insanos como azúcares, grasas refinadas, aditivos… Así que la mejor opción es evitar su consumo y sustituirlo por estos helados deliciosos y saludables.

 

 

AUTOR: LINCOLN G. GONZÁLEZ GONZÁLEZ, DIETISTA-NUTRICIONISTA