COMER SALUDABLE DURANTE LAS VACACIONES ES POSIBLE

En blog | el 12/08/2019

Estamos en pleno mes de agosto, y con él planes de viajes excursiones, días playeros y de terrazas para desconectar y disfrutar del verano. Mantener un hábito saludable durante esta época disfrutando del tiempo libre es posible ¿Cómo? Les dejamos unos consejos en la nueva entrada al blog

Es verano, hace calor y los chiringuitos, helados, bebidas alcohólicas están a la luz del día. No pasaría nada si algún día de verano disfrutamos de una caña y un helado viendo el atardecer en una playa paradisiaca, el problema está cuando todos los atardeceres del verano lo acompañamos con estos alimentos insanos. Por ello, vamos a explicar cómo mantenernos sano sin rechazar ese bonito atardecer de verano.

  1. ORGANIZACIÓN: Es el punto más importante. Si nos vamos de viaje, intentar tener mirados algunos restaurantes típicos de ese lugar para probar la gastronomía propia. Sin embargo, muchas veces llegamos a ese restaurante con muchísima hambre porque nos hemos pasado el día turisteando. ¿Cómo evitar esto? Pues siempre llevando en el bolso o mochila alguna fruta, puñado de frutos secos o un bocadillo hecho con anterioridad. De esta forma, cuando tengamos algo de hambre, nos podemos sentar y hacer nuestro propio picnic sin necesidad de gastar más de la cuenta, y cuando llegue la hora de la comida, iremos con menos hambre y comeremos lo justo. Por otro lado, intentaremos elegir opciones saludables en los restaurantes, evitando los fritos, salsas, refrescos y bebidas alcohólicas, sustituyéndolos por platos con mayor contenido en verduras, a la plancha y frutas. Aunque, si tenemos en nuestras vacaciones un día de excesos o de comidas más copiosas, no pasa nada, no hay que sentirse culpables. Si el resto de días del año hemos tenido un hábito saludable, estos excesos no perjudicarán en nuestra salud, pero, si podemos controlarlos en algunos días, estaría más que bien.
  2. CORRECTA HIDRATACIÓN: Los días de calor pueden ser bastante sofocantes durante el verano, pero te podemos asegurar que no hay mejor aliado para estos días que el agua.El agua debe de ser nuestra ingesta hídrica principal, evitando el consumo de refrescos, zumos y bebidas alcohólicas. Otra opción refrescante y saludable, es llevar contigo en tu termo una infusión o té con hielo sin azúcares añadidos. Le da un toque fresco y de sabor a tu agua, sin necesidad de acudir a bebidas insanas. Si eres amante de los mojitos, te puedes hacer un mojito saludable sin alcohol ni azúcar, simplemente añadiendo a tu jarra o botella de agua hierbabuena, menta y rodajas de limón.
  3. MANTENER LA ACTIVIDAD FÍSICA: Si nos vamos de viaje, posiblemente caminaremos el doble de lo que solemos caminar en casa. Turistear y adentrarse en nuevos lugares durante días hará que seamos más activos, por lo que la recomendación de 30-60 minutos de actividad física al día la completaremos sin problema. En el caso de que no puedas irte de viaje, siempre se puede aprovechar días de playa o de hotel para hacer algo de actividad física, ya sea nadando, caminando, corriendo o jugando en la playa, o aprovechar las instalaciones de gimnasio del hotel si tuviera.

 

En resumen, se puede mantener una buena alimentación y ejercicio físico durante las vacaciones sin tener que renunciar a los caprichosos del verano. Por ejemplo, en vez de un día de playa con una caña y un helado que hablaba al principio, podemos cambiarlo por un día de playa con sandía bien fresquita, un bocadillo de tortilla, una botella de agua con rodajas de limón y hielo, y caminar por la playa mientras atardece. Así también se puede disfrutar del verano, incluso más. Feliz agosto a todos y a todas.

 

 

AUTOR: LINCOLN G. GONZÁLEZ GONZÁLEZ, DIETISTA-NUTRICIONISTA