Tips para leer el etiquetado nutricional

En Blog | el 02/07/2018

Actualmente la población se encuentra ante multitud de opciones en el supermercado que se exponen en las estanterías, y buena parte de los consumidores selecciona sus productos basándose en aspectos llamativos como la marca o la presentación estética del envase.

Actualmente la población se encuentra ante multitud de opciones en el supermercado que se exponen en las estanterías, y buena parte de los consumidores selecciona sus productos basándose en aspectos llamativos como la marca o la presentación estética del envase. Esto conlleva a que no lean los ingredientes que realmente posee ni la información nutricional, por lo que representa un problema a la hora de saber elegir lo que realmente consumimos. Por ello te animamos a que aprendas a comprar con cabeza.

 

En cuanto a la información nutricional, debemos fijar nuestra atención en el valor energético (kcal), cantidades de grasas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal. Esto puede complementarse con otras secciones como las grasas monoinsaturadas, grasas poliinsaturadas, los polialcoholes, el almidón, la fibra alimentaria, las vitaminas y los minerales. Los valores se deben expresar en cada 100 gramos o 100 mililitros del producto.

 

 

Ahora hagamos referencia a la lista de ingredientes. Es una de las partes donde más deberíamos centra nuestra atención. A continuación, te mostramos algunos pasos que seguro que te servirán de ayuda para hacer elecciones acertadas a la hora de hacer la compra:

  • Los ingredientes están en orden de mayor a menor contenido. Es decir, el primero que aparezca en esa lista será el ingrediente que se encuentra en mayor cantidad dentro del producto, es el principal.
  • Evita los productos que tengan en su lista de ingredientes el AZÚCAR o intenta que sea uno de los ingredientes finales en el listado
  • Evita los productos que tengan aceites vegetales (palma, girasol, colza). Todos ellos son aceites refinados con compuestos poco saludables para nuestro organismo.
  • Si compras un producto con declaración INTEGRAL, asegúrate que el ingrediente principal (el primero) sea integral, por ejemplo; pan integral à harina de trigo integral
  • Elige aquellos alimentos que tengan la lista de ingredientes más reducida posible. Es decir, cuantos menos ingredientes posea menos procesamiento tendrá, por lo tanto, más beneficio para nuestro cuerpo
  • Intenta escoger, en la medida de lo posible, más alimentos que no tengan etiqueta, cuanto más real sea el producto mejor aporte de beneficios para nuestra salud

 

 

Por todo ello, queremos que cuando vayas al supermercado hagas mejores elecciones en base a tus necesidades y preferencias.