La obesidad infantil en Canarias

En blog | el 23/12/2019

La obesidad es una de las principales enfermedades de esta última década, y el problema es que ésta se ha normalizado,pero al igual que otras enfermedades, debe de ser tratada para así evitar otras patologías asociadas. Así mismo, no debemos confundir salud con belleza. Desde la Asociación Sofía apostamos por una sociedad sin estereotipos pero sana. En el blog de hoy veréis algunos datos de importancia sobre esta enfermedad, además de algunas pautas para prevenirla o tratarla.

A principios del siglo XX las principales causas de muerte eran las infecciosas como la neumonía o la tuberculosis. Afortunadamente la medicina ha avanzado y ya disponemos de vacunas para tratar muchísimas de estas enfermedades.

Como la medicina, la sociedad ha avanzado mucho, pero no siempre para mejor. El progreso de la tecnología nos hace la vida más fácil pero esto tiene sus consecuencias. Como comentamos al principio del post, si hiciéramos un viaje en el tiempo a 1920, al dar un paseo por la calle veríamos a los niños jugando en el parque, corriendo por las calles o practicando algún deporte; todo esto te puede parecer muy normal, aunque  hoy en día no lo es tanto. Según la OMS casi el 64% de los niños/as no cumplen con las recomendaciones de ejercicio físico semanales, que es de 1 hora al día. Según el estudio ALADINO, los adolescentes que más cantidad de horas dedican a los videojuegos, son los que tienen sobrepeso y obesidad. Esta es una de las causas de la elevada obesidad infantil que hay en Canarias, según los últimos datos del INE en junio de 2018 en Canarias había aproximadamente un 43% de niños y adolescentes de entre 2 y 17 años con sobrepeso u obesidad.

Pero a este problema no solo afecta la baja actividad física, la FEN advierte que el grupo de edad que consume mayor cantidad de azúcares son los menores de entre 9 y 12 años; estos ingieren  91.6g de azúcares diarios, lo que supone casi el 19% de las kcal totales de su dieta. Frente a los 25 gramos que recomienda la OMS. Este alto consumo de azúcares, los cuales en su mayoría provienen de refrescos y productos industriales, junto a la baja actividad física; genera que la tasa de diabetes infantil en Canarias sea alarmante.

Actuar eficazmente en estas edades es crucial, ya que la mayoría de niños obesos, acaban siéndolo de adulto, las enfermedades como la diabetes tipo 1 y la hipertensión tienen grandes consecuencias en la salud de los menores y más aún a medida que pasen los años.

En la siguiente tabla podemos apreciar cuales son las principales causas de muerte en nuestra sociedad. Las principales como las enfermedades cardiovasculares y cáncer pueden prevenirse con una correcta alimentación y una buena práctica de ejercicio físico a diario. La obesidad aumenta el riesgo de estas enfermedades, por tanto, hay que tomarse en serio esta patología sobre todo en las edades infantiles, para así prevenir muchas de estas enfermedades en un futuro.

 

 

 

 

Algunas de las pautas que se pueden seguir para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil son:

  • Aumentar el ejercicio físico de intensidad moderada. Jugar a fútbol, baloncesto, tenis, natación, surf, etc.
  • Aumentar el consumo de frutas. Mínimo 3 al día.
  • Aumentar el consumo de verduras. Mínimo 2 raciones al día.
  • Evitar el consumo de refrescos y bebidas azucaradas (se incluyen los zumos azucarados).
  • Evitar la bollería industrial.
  • Consultar con un dietista-nutricionista.
  • Evitar los restaurantes de comida rápida.
  • Utilizar técnicas culinarias más saludables como el horno, al vaporo o a la plancha.
  • Comer con calma.
  • No premiar a los niños con alimentos insanos.
  • Limitar el tiempo que pasan con los videojuegos.