POSTRE DE REQUESON Y MANGO

En recetas | el 03/06/2019

Empieza la temporada de verano y nada mejor que un helado para refrescarnos. Este es uno de los principales problemas en el verano, el exceso de helados y postres fríos procesados. Se puede comer, sí, pero de forma muy ocasional. Pero, desde la Asociación Sofía les traemos una receta refrescante, saludable y muy rica que pueden hacer fácilmente.

INGREDIENTES:

  • Avellanas
  • Dátiles sin hueso.
  • Requesón.
  • 1 bolsa de mango congelado.

     

    PREPARACIÓN:

  • Trituramos los dátiles y avellanas con un procesador de alimentos o picadora. Lo que obtenemos, será la base de nuestro vaso para el postre.
  • Cogemos dos cucharadas soperas de requesón y las ponemos en el medio.
  • Con un brazo de batidora, batimos el mango congelado con un chorrito de limón, hasta que quedo tipo “smoothie” y lo ponemos por encima del requesón.

     

    INFORMACIÓN NUTRICIONAL:

  • Se pueden preparar varios vasos de este tipo, dejándolos en la nevera para poder comer cuando quieras: desayuno, postre, merienda, cena…
  • La base de este postre está hecha con frutos secos como las avellanas, y fruta deshidratadacomo los dátiles. Las avellanas aportarán fibra, antioxidantes, manganeso, vitamina E, cobre y magnesio. Estos nutrientes y más van a ser los encargados de producir en nuestro organismo distintos efectos saludables. Así mismo, los dátiles proporcionarán buena cantidad de fibra y dará un dulzor característico a este postre sin necesidad de añadir nada de azúcar ni edulcorantes.
  • La capa del medio del postre corresponde al requesón. El requesón es suave, blanco y cremoso, y se considera un queso fresco. Es un producto con muchísimos nutrientes a destacar como fósforo, sodio, selenio, vitamina B12 y riboflavina. Como macronutriente, cabe destacar el gran contenido en proteína que presenta. Por lo tanto, hace que este postre sea un producto saciante y lleno de nutrientes beneficiosos para nosotros.
  • Por último, se agrega un “smoothie” de mango natural congelado. Las frutas congeladas son buenísimos procesados siempre y cuando solo lleve en los ingredientes la fruta como tal. El congelado hace que todos los nutrientes del mango se conserven, por lo que nos aportará buena cantidad de fibra, así como micronutrientes como la vitamina C, cobre, ácido fólico,vitamina A, vitamina E y vitamina B6. Además, el sabor es riquísimo, mucho mejor que los helados procesados.
  • Gracias a este postre, evitamos un consumo en exceso de grasas y azúcares refinados que están muy relacionados con múltiples enfermedades. Esos productos se pueden comer de forma ocasional en el verano, no pasaría nada. Pero si podemos hacer recetas como estas, mucho mejor. Además, la mezcla de sabores entre avellanas, dátiles, requesón y mango es increíble, ¡no duden en probarlo!

 

 

AUTOR: LINCOLN G. GONZÁLEZ GONZÁLEZ, DIETISTA-NUTRICIONISTA