HUMMUS DE GARBANZO Y ZANAHORIA

En recetas | el 08/04/2019

¿A quién no le apetece estar picando algo mientras ve una película o algún deporte? O simplemente ¿llevar consigo un alimento fácil de transportar y nutritivo? Pues en la Asociación Sofía ya tenemos la solución con este hummus de garbanzo y zanahoria. Fácil de llevar, perfecto para picar entre horas, y lo más importante, muy saludable.

INGREDIENTE:

  • 500 g de garbanzos.
  • 7-8 zanahorias medianas.
  • 4 cucharadas de tahina.
  • 3 cucharadas de aceite oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Curry.
  • Comino en polvo (una pizca).
  • Zumo de 1 limón.
  • 2 dientes de ajo.
  • Perejil fresco.

 

PREPARACIÓN

  • Primero, precalentamos el horno a 220 ºC.
  • Cortamos las zanahorias en trozos pequeños y condimentamos con sal, pimientas y curry.
  • Luego, las metemos al horno durante 20 minutos a la misma temperatura.
  • Ponemos en nuestro procesador de ingredientes los garbanzos cocidos, las zanahorias ya asadas, el aceite de oliva, los ajos, el zumo de limón y trituramos durante unos minutos hasta obtener una masa espesa y sin grumos.
  • Incorporamos el comino en polvo, salpimentamos y por último añadimos la tahina. Volvemos a triturar todo hasta que quede perfectamente integrados todos los ingredientes.
  • Dejamos enfriar en el frigorífico o si lo preferimos comemos directamente o Colocamos en un plato o bowl y rociamos por encima con un chorrito de aceite de oliva del bueno, perejil picado, comino en grano o pimentón. En la variedad está el gusto.

     

    CONTENIDO NUTRICIONAL:

  • El hummus es un excelente paté vegetal muy nutritivo. Destaca el contenido proteico de los garbanzos, que presentan todos los aminoácidos esenciales para los seres humanos, convirtiendo a este plato en una buena fuente de proteína vegetal.
  • El alto porcentaje de garbanzos que lleva este hummus nos van a aportar fibra dietética, importante para la microbiota intestinal, control de peso, reducción del colesterol y tránsito intestinal.
  • El añadir especias como la cúrcuma y la pimienta negra van a provocar un efecto antiinflamatorio en nuestro organismo, ya que la curcumina es un polifenol con efectos antioxidantes y antiinflamatorios, por lo que se puede aconsejar para enfermedades como la artritis. Tomarla junto con la pimienta negra va a aumentar la absorciónde la curcumina.
  • Añadir verduras a este hummus como la zanahoria mejorará bastante el perfil nutricional de este alimento. La zanahoria además destaca por su gran porcentaje en antioxidantes como los beta carotenos, los cuales son precursores de vitamina A. También cuentan con otros antioxidantes muy importantes para el organismo, como el licopeno, luteína, antocianinas, entre otros. El consumir la zanahoria asada hace que estos antioxidantes se encuentra mucho más disponible y que su absorción en el organismo sea mayor.
  • El aceite de oliva virgen que se añade a este plato, va a aportarnos grasas muy saludables y cardioprotectoras, como el ácido oleico. Este aceite además se consume en crudo en el hummus, aprovechando todos sus nutrientes y propiedades organolépticas.
  • El tahini del hummus proviene de sésamo tostado, semillas con una gran proporción de ácidos grasos esenciales como los omegas 6.

 

Por tanto, el hummus es un excelente alimento para añadir en tu día a día, ya sea para comer como snack con crudités, como si te lo quieres llevar untado en un sándwich. Y, si le añadimos zanahoria asada, hace que este hummus tenga un toque dulce, muy característico y rico que no podrás resistirte.

 

 

AUTOR: LINCOLN G. GONZÁLEZ GONZÁLEZ, DIETISTA-NUTRICIONISTA