GALLETAS CASERAS

En recetas | el 24/01/2019

Generalmente el desayuno y la merienda de los más pequeños son las comidas donde más azúcar añadida se suele utilizar debido a los zumos envasados, la bollería, los refrescos, los cereales azucarados, etc. Por ello te enseñaremos a continuación, una receta totalmente saludable y muy rápida de hacer, para aquellas familias que “no tienen tiempo” de cocinar.

RECETA

Ingredientes:

  • Plátano (1)
  • Copos de avena (100 g, o incluso más)
  • Yogurt natural (1)
  • Chocolate negro (>75% cacao).

  

Preparación

  • Machacar plátano y mezclar con copos de avena y yogurt, y poner por encima o dentro de la mezcla el chocolate, darle forma de galleta a la masa, meter en el horno 20 minutos a 180ºC.

    Características: Los hidratos de carbono y en menor medida las proteínas, los obtenemos gracias al plátano y copos de avena. La grasa saludable por parte del chocolate negro.

    Vitaminas y minerales destacables: Vitamina C, E, K, B1, B2, B9. Potasio, hierro, zinc, calcio y fósforo

 

 

Propiedades

 

  • CHOCOLATE NEGRO. Se considera chocolate negro a aquel que en su lista de ingredientes aparece como primer puesto cacao (>75%). Por lo tanto, este es el que utilizaremos si queremos que nuestras galletas sean saludables. Los beneficios del cacao se relacionan con compuestos de origen natural en el grano. Destacaremos algunas propiedades:

  • Se ha visto que consumir chocolate puede reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular
  • Su utilización es interesante en personas con resistencia a la insulina (como diabetes tipo 2)
  • Ayuda a reducir la tensión arterial
  • Se recomienda a personas con colesterol alto, ya que se ha visto que rebaja los niveles de LDL (colesterol malo)
  • Según un estudio, los polifenoles del cacao pueden tener beneficios particulares para las enfermedades cardiovasculares y situaciones inflamatorias trastornos metabólicos, y en la prevención del cáncer
  • Se recomienda para personas que padezcan sobrepeso u obesidad
  • Protege nuestra piel de los rayos ultravioletas
  • Mejora nuestra flora intestinal (microbiota)