CHIPS DE PAPAS AL HORNO

En recetas | el 29/04/2019

Las patatas (papas) fritas son un snack que gusta a todos y muchas veces crea un sentimiento de culpabilidad que no permite un total disfrute de su degustación ya que como bien sabemos aportan un alto valor calórico debido a la fritura además de sustancias añadidas poco recomendables para un consumo habitual. Pero aquí te recomendamos una opción saludable y libre de culpas, que te permite disfrutar de un snack totalmente natural y muy rápido de elaborar.

INGREDIENTES:

  • Dos patatas (papas) medianas.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Condimentos al gusto (romero, albahaca, orégano, curry, pimentón dulce, pimienta molida, ajo…)

ELABORACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 140-160°C.
  2. Lavamos bien las papas. Podemos pelarlas o dejarlas con la piel según preferencias (dejar la piel de las papas aporta fibra, vitaminas y minerales que cocinarla con ella es una opción ideal).
  3. Cortamos las patatas a lo largo o a lo ancho (dependiendo del tamaño que queramos obtener) de modo que consigamosláminas muy finitas.
  4. En una bandeja de horno colocamos un papel de horno (papel sulfurizado o papel vegetal) y sobre ella extendemos las láminas ya cortadas. Con un pincel las pintamos ligeramente con aceite de oliva virgen extra.
  5. Espolvoreamos al gusto con una pizca de sal y las diferentes especias elegidas.
  6. Introducimos la bandeja en el horno a mitad de altura durante 15 minutos. Se deben ir observando para que sólo se doren ligeramente y que no se tuesten demasiado, y así evitar la creación de sustancias dañinas como la acrilamida (ya comentada en uno delos blogs ya publicados anteriormente).

CONTENIDO NUTRICIONAL:

Las papas son un excelente alimento para realizar diversidad de platos y que nos proporciona diversidad de nutrientes muy saludables. La papa está compuesta de un 80% de agua y de un 20% de materia seca. De esta materia seca la mayoría es almidón, un carbohidrato complejo que resulta ser muy saciante y una muy buena fuente de energía. Además nos aporta diversidad de vitaminas y minerales siempre y cuando se consuma con la piel (es abundante en vitamina C y posee cantidades moderadas de hierro, potasio, fósforo y magnesio además de vitaminas del grupo B.). El hierro que aporta, aunque no sea en grandes cantidades, su absorción se ve favorecida por su alto contenido en vitamina C. Por otro lado destacar que aporta fibra (que regula el sistema gastrointestinal), muy poca grasa y antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro de nuestras células.

 

AUTOR: LINCOLN G. GONZÁLEZ GONZÁLEZ, DIETISTA-NUTRICIONISTA