Una reflexion mas pero no cualquiera

En Blog | el 10/06/2015

Hay una reflexión constantemente en la cabeza de Sofía, una reflexión de vida, una reflexión de entendimiento, de sentimientos….

¿El ser humano tiene límites? sí, ¿cuáles?, ¿quién los pone? el mundo, el cuerpo , el alma ,nuestra parte emocional ¿quién?, ¿ somos nosotros mismos los que nos ponemos impedimentos o son personas de nuestro alrededor?, ¿El ser humano tiene límites? no …¿entonces somos libres? no...y es ahí cuando vuelve la pregunta ¿el ser humanos tiene límites?... Somos dueños de nosotros mismos y a la vez esclavos de un mundo dictatorial, superficial e interesado, ¿entonces qué libertad tenemos si es la propia cultura la que nos la arrebata? Ya no hablo de políticos o dictadores, hablo de nosotros, el resto de población sumisa al parecer y no al ser, esclava del cuerpo. Hay dos tipos de esclavitud, la física y la psíquica. Hay un porcentaje de la población que es esclavo de  un gobierno, de una cultura, de un país en el cual no pueden ser ellos y tienen que actuar según normas, reglas o incluso actuar bajo el miedo de ser tan frágil ante una clase social poderosa y dictatorial, pero que dentro de ellos existe una libertad psicológica. Existe otro porcentaje que es esclavo de un modo de vida y que no es libre psíquicamente, teniendo una gran libertad física. Y existe uno que es totalmente esclavo de la vida, esclavo de ambas formas. Y ahora viene la pregunta, y si nosotros en un país “desarrollado”  en el cual no tenemos esclavitud “física”, ¿por qué nos ponemos impedimentos psíquicos?, ¿por qué somos esclavos de unos cánones de belleza? ¿por qué parecemos y no somos? ¿por qué…?. Vive tu vida y aprovecha la oportunidad de haber nacido donde lo has hecho y no en un país carcelario, no mires el cuerpo de los demás, mira el alma, no dejes de ser tú por intentar ser yo, no dejes de soñar porque te digan no puedes, no seas esclavo de tu cuerpo, vive y disfruta, haz que tu cuerpo sea esclavo de tus sentimientos y no viceversa, haz que cuando él llegue el día , tu último día en este mundo, todos los de tu alrededor vean lo desgastado que tienes tu cuerpo, que vean la cantidad de arrugas que tienes por reír, la barriga tan grande que tienes por comer sin pensar en kilos sino en salud que te lleve a poder ser más ágil para poder llegar al punto en el que tu cuerpo muestre a este mundo, qué tú no has sido esclavo de él, que es él el que ha sido utilizado para caminar y no el que te ha pisado a ti, vive, pero deja vivir.