Un pozo en mi vida

En Blog | el 20/09/2015

Se dice que cuando una persona llega a lo más bajo, cuando toca fondo, no hay nada que le pueda llegar a hacer sentir peor

Se dice que cuando una persona llega a lo más bajo, cuando toca fondo, no hay nada que le pueda llegar a hacer sentir peor, que no hay más pozo que en el que ya se metió, que cuando llegas al final del pozo o subes o te quedas ahí para siempre, pero, ¿y si dentro de ese pozo hubiese una puerta que te lleva a otro pozo aún más profundo? ¿y si ese último pozo cae en picado miles de metros? o simplemente es una extraña sensación y sólo existe uno, con ventanas llenas de luz que te engañan pensando que has salido, pero que cuando intentas salir por ella, una luz te envuelve, te engaña pensando que lo has conseguido, la sientes como fuerza, y te sientes como una guerrera, pero que cuando pones el segundo pie fuera del pozo, todo se oscurece, caes de nuevo, te falta el aire ,  te falla la fuerza, y caes en picado, y es ahí donde me pregunto, ¿ dónde está el final del pozo? porque todo pozo tiene fondo, así que de cuantas ventanas de luz, de cambio, de vida , tendré que caer para experimentar el gran golpe que recibe mi cuerpo contra el frio hormigón que me dirá  que estoy ahí, en el jodido fondo, y una vez ahí, ¿como subo?, si ya perdí todas las oportunidades de salir por esas ventanas , por esos impulsos hacia la luz, hacia la felicidad... ¿y ahora? . Pues ahora  a sacar fuerzas de donde sea para escalar hacia la salida, porque no voy a perder mi vida en este oscuro y desolador fondo porque ahí ya he estado, ya lo conozco, ahora quiero conocer qué es la felicidad, así que saca tu fuerza interior, tu yo más guerrero, que ahora viene lo difícil... salir.

https://www.youtube.com/watch?v=IX3DGra28PE