Alma desnuda Eva Sainz

En Blog | el 08/09/2017

En mis peores momentos escribir me ayudaba a descargar el dolor y la impotencia que sentía por dentro, y rellené con voracidad libretas y cuadernos en los que la rabia quedó marcada en trazos profundos que traspasaban el papel.

Me resulta difícil creer que todavía sigo en pie. Más de una vez quise rendirme para poner fin a la batalla sangrienta que llevaba por dentro. Pasé muchos años inmersa en el mundo de autodestrucción de la anorexia y la bulimia, y, sin embargo, no me daba cuenta. La enfermedad me tenía engañada con promesas maravillosas, pero
nunca era lo suficientemente perfecta para alcanzarlas. Pero hoy estoy aquí para contarlo. Y fue gracias a una parte pequeña y peleona que dio la cara por mí y me hizo luchar.

En mis peores momentos escribir me ayudaba a descargar el dolor y la impotencia que sentía por dentro, y rellené con voracidad libretas y cuadernos en los que la rabia quedó marcada en trazos profundos que traspasaban el papel.


Esos escritos y las experiencias que he vivido han sido las fuentes de este libro, con
el que pretendo poner fin a un capítulo de mi vida y compartir mi historia con
aquellos que están sufriendo y no ven salida a su situación.
Porque hay salida. No es fácil encontrarla y nadie te la va a mostrar. Pero está
ahí y solo tú puedes dar con ella.

Este es el prólogo de mi libro “ Alma desnuda”, un relato donde expongo abiertamente la trayectoria que recorrí para salir a flote de un estado profundo de infelicidad y autodestrucción. Una trayectoria plagada de dolor y pasión. Pero una trayectoria con final feliz.
Hoy quiero dar un mensaje de esperanza a los que siguen persiguiendo las promesas imposibles de perfección y felicidad que los desordenes alimenticios nos hacen creer. “Un poco más delgada. Un kilo menos y todo me ira mejor” Esto era lo que me decía a mi misma día tras día hasta que toque fondo. Y después tuve que empezar la cuesta arriba. La cuesta de aceptarme a mi misma, de quererme, de
escuchar mi corazón.
En mi caso viajé al extranjero y empecé a trabajar de stripper. Un trabajo casi imposible para una persona como yo que siempre había atacado mi cuerpo y me
avergonzaba de mostrarlo a los demás. Pero por las circunstancias en las que me 
encontraba y siguiendo los susurros de mi corazón, empecé a trabajar y la decisión
fue todo un acierto. Desnudándome físicamente, también desnude mi alma.
Mi mensaje es para vosotros, los que estáis todavía en las tinieblas. Porque
dentro de vosotras/os hay un ser bello que quiere ser amado. Cuando me encerraba
en mi habitación, apartada de todo y de todos, me abrazaba a mi misma para darme
cariño. Estaba hambrienta de amor, no de comida, pero no sabia como decirlo,
porque tampoco me quería enterar.
No soy escritora profesional, y pasé muchas horas para escribir este libro que
finalmente ha salido a la luz. Mi relato es una necesidad personal de compartir mi
experiencia para que otras personas que estén sufriendo con la anorexia y la bulimia
hagan frente a su verdugo y consigan sentir más paz en su corazón.
Si Alma desnuda sirve para que al menos una de ellas salga adelante y recupere
la ilusión por vivir, entonces todo mi esfuerzo habrá valido la pena.

A la venta en Amazon. “Alma desnuda” de Eva Sainz